Google+ Badge

Publicaciones

lunes, 15 de junio de 2015

Cuando de a manteles se trata

En Villavicencio, la capital del Meta, se encuentra la empresa llanera especializada en gastronomía de mar y río llamada La Cofradía.


Este restaurante cuenta con un equipo de profesionales en cocina y mesa para hacer posible la elaboración de este tipo de comida. Al mismo tiempo asesora a sus clientes en el maridaje que debe tener cada plato con el vino indicado; así como en la realización de eventos sociales y empresariales.

“Gremio o asociación de personas con un determinado fin”, es el significado que reúne la palabra con la que bautizaron el restaurante, pues el objetivo de su fundador es el de convocar paladares alrededor de olores e infinidad de sabores acompañados de un buen vino.

Esta compañía responde a las necesidades gastronómicas de los habitantes de la ciudad de Villavicencio para realizar eventos sociales. Adicionalmente se ofrece el servicio de catering para quienes desde la comodidad de su casa o finca lo prefieran. Todo con el fin de obtener fidelización de clientes altamente satisfechos, creando y manteniendo su identidad corporativa en la ciudad.

El restaurante ofrece "soluciones a la medida", con un equilibrio entre efectividad, calidad y buen gusto, y eficacia en cuanto a realización de eventos se refiere.

Como empresa gastronómica tiene la Misión de brindar un servicio de calidad y excelencia en los alimentos e incentivar la cultura del vino en sus clientes; y como visión, La Cofradía espera ser reconocido como el mejor restaurante especializado en pescados y mariscos para lograr que los prefieran por la excelente comida, calidad de servicio e instalaciones.

El clima, los paisajes y la ausencia de un restaurante, como el que tenía pensado el señor Aragón, fueron motivos suficientes para que se diera origen a la idea de inaugurar un restaurante con tales características en la capital del departamento del Meta.

Aunque actualmente el Restaurante La Cofradía es una pequeña empresa, sus propietarios quieren expandir el mercado a más sectores de la ciudad y por qué no hacia otras ciudades. Hace 20 años nació esta compañía gracias al deseo de brindarles a los llaneros una exquisita experiencia gastronómica que bien vale la pena disfrutar.

¡Bon Appetit